El Equipo de Gobierno afirma que la partida económica destinada a bienestar social sigue siendo la misma que en los anteriores presupuestos.

     El equipo de gobierno del PP ha desmentido las declaraciones del PSOE afirmando que la partida de bienestar social sigue manteniendo las mismas cantidades para familias desfavorecidas destinando 25.000 euros a gastos farmacéuticos, 20.000 euros para ayudas de emergencia y 40.000 para alimentos, ya que los otros 20.000 euros son aportados por la Junta de Andalucía a través del programa de garantía alimentaria. 

     Así mismo, el Equipo de Gobierno ha querido dejar constancia de que continua la partida de 50.000 euros para ayudas al alquiler, donde se incluyen ayudas que cubren el 100% para víctimas de violencia de género con sentencia judicial que no tengan vivienda para residir con lo menores a su cargo.

     Por otro lado lamentan las declaraciones inciertas y de escasa sensibilidad del PSOE con los animales sobre el presupuesto municipal. En este sentido, en cuanto a la partida de sanidad, con la que el PSOE no está de acuerdo, según el PP, se incluyen 5.000 euros para comida de animales abandonados y 10.000 euros para asistencia veterinaria a estos animales, que en muchas ocasiones se encuentran heridos, sin las vacunas correspondientes o sin chip para identificarlos. Para desratización y desinsectación e higiene de las vías públicas 18.000 euros y una partida de 30.000 euros para realizar convenio con las protectoras, ya que el Ayuntamiento no dispone de un refugio propio para acoger a estos animales.

     El Equipo de Gobierno no entiende que el PSOE este en contra de una asistencia a los animales abandonados y perdidos, cuando además de ser una obligación moral, es una obligación legal que establece la Junta de Andalucía, de su mismo color político.   El  gobierno del PP entiende que en vez de estar en contra de la asistencia a animales, deberían reclamar al PSOE que gobierna en la Junta, que aporte a Chipiona los recursos económicos necesarios para hacer frente a estos gastos y liberar a las arcas municipales de este cargo, pero nunca pretender que no se asistan a animales heridos y desnutridos.